viernes, 31 de octubre de 2008

Cementerio vertical

CementerioAtaúdes colgando de las rocas de Sagada, en la provincia de Montaña, al norte de Manila (Filipinas).
Una antigua práctica de las tribus Kankanaey de Sagada es colocar los ataúdes de sus difuntos suspendidos en las rocas tal como se puede observar en la imagen.

martes, 21 de octubre de 2008

La orinoterapia

En Japón más de trece millones de personas beben su propia orina, y en el mundo occidental es una práctica también bastante extendida. Así, por ejemplo, Alemania cuenta ya con más de siete millones de ciudadanos siguiendo la orinoterapia. Y países como México, Cuba y Brasil tienen infinidad de seguidores y la han convertido en un auténtico fenómeno de masas. En los últimos años esta descabellada propuesta de las Medicinas Alternativas se ha extendido tanto por el planeta que ha profundizado notablemente en el campo de la divulgación e investigación. Así, lo que para la mayoría de la gente no sería más que un desecho corporal asociado a suciedad y mal olor, para muchas otras personas dedicadas a la búsqueda o aplicación de tratamientos naturistas, la orina es un elemento con amplias propiedades curativas que también ayuda a mantener el equilibrio funcional del organismo en individuos saludables, tanto es así que hay quienes no han dudado en adjudicarle sobrenombres como "agua de la vida" u "oro líquido de la salud". Pero, ¿por qué la orinoterapia atrae a tanta gente y dónde radica su supuesto secreto?
En el año 1996, se celebraron dos congresos internacionales: uno en Goa (India) en febrero y otro centroamericano en Managua (Nicaragua), en octubre de ese mismo año. En 1999 se llevó a cabo el II Congreso Mundial de Orinoterapia en Alemania donde ya quedó de manifiesto que el secreto de la rápida divulgación de la orinoterapia se encontraba en su efectividad, sin ningún riesgo para todos los casos y en su sencillez de aplicación, sin trámite ni material especial alguno.
La orinoterapia está asociada con el ayurveda -"ciencia de la vida"-, considerada a veces como “la madre de toda la medicina”, una antigua forma de naturopatía que se sigue practicando y aplicando especialmente en la India. En este país se ha hallado un documento de cinco mil años de antigüedad que describe la práctica de la orinoterapia. El documento contiene referencias a numerosas hierbas y medicinas que sigue usando el ayurveda actual. Dicho documento se compone de 107 versos -slokas-, y que bajo el título 'Shivambu Kalpa Vidhi' ('El método de beber orina para rejuvenecer') forma parte de otro documento más amplio llamado 'Damar Tanta'. Shivambu significa literalmente el agua de Shiva, la divinidad más elevada del panteón hindú. El nombre Shiva significa auspicioso.
También llamada uroterapia -nombre científico- o amaroli, ésta consistiría en beber orina (vía oral) o aplicarla sobre la piel (vía tópica) para aliviar padecimientos; y como comentábamos no es un descubrimiento reciente sino que, de acuerdo a algunas evidencias, al margen de la citada de Asia, también se aplicó hace miles de años en la América precolombina. La gente de los tiempos pasados, pues, opinaba que la orina era un medicamento bueno y omnipotente, que servía para curar casi todas las enfermedades sin provocar daño alguno. Los hindúes la usan para tratar tumores y artritis, los árabes para tratar cefaleas y piorreas y en Japón, desde la II guerra mundial, tratan la gonorrea y la sífilis con ella.
Según reputados naturistas, la orinoterapia sería un tratamiento complementario sumamente benéfico, siempre y cuando quien la lleve a cabo tenga la disposición y convicción de que le será efectiva. Es, también, una forma de autoterapia, puesto que el paciente empleará un producto natural que genera su propio organismo, que no es ajeno a él y que tiene muchas propiedades. La orinoterapia es una medicina natural, universal y revolucionaria porque es segura, sin riesgo alguno y de rápida efectividad. Aplicable para todas las edades: desde recién nacidos, mujeres embarazadas hasta ancianos. Para la cura de enfermedades es casi omnipotente, desde reumatismos y enfermedades crónicas, hasta cáncer, diabetes y otras enfermedades "incurables". Muy económica, obviamente, hasta morirse, pues todos tienen su propio recurso, inagotable. Muy buena, con ella se elimina el cansancio, y se recupera la potencia sexual. Excelente como cosmético humano. Con ella se rejuvenecen todos los órganos, reduciéndose las arrugas, manchas y espinillas cutáneas. Estos especialistas aseguran que la orina no es material inservible, sino "un líquido con alto contenido de minerales que en el momento en que el riñón filtró la sangre fueron excedentes, y que además posee propiedades antígenas, es decir, ayuda a que el sistema de defensas del organismo (inmunológico) cree anticuerpos para combatir enfermedades. La mayoría de los médicos convencionales o alópatas no creen que se trate de un medicamento, pero eso se debe a que desconocen el funcionamiento del ser humano como ser holístico (integral), en el que nuestros propios 'desechos' contienen códigos de regeneración y curación". La orina es un producto de nuestra sangre y del propio cuerpo, el elemento más cercano a nuestro cuerpo, por eso no provoca ningún rechazo con presencia, por ejemplo, de alergias, aunque tenga algunos deshechos o algunas infecciones, porque la orina sería un ser vivo, una fuente rica de anticuerpos, con la cual se puede combatir excelentemente contra nuestras propias enfermedades. "Los desechos de la orina, pues, ni son tóxicos ni venenosos, sino el Agua de la Vida, como dice la Biblia". En el caso de las infecciones renales de vejiga o de vagina, puede que la orina tenga algún agente infeccioso, pero en cantidad muy baja; antes que un problema para la salud, esta poca cantidad actúa como autovacuna y combate y controla bien la gran infección que padece la gente. También se debe considerar el caso del feto que crece dentro de una bolsa en el útero llamada Amnión tomando diariamente líquido amniótico que es una mezcla de la secreción amniótica y la orina del feto, hecho más que suficiente para argumentar que la orina no es algo sucio (para los pro-orinoterapia). La orina cuenta a su vez con la virtud de transportar material genético (ácido desoxirribonucleico) e información proveniente de todo el cuerpo, ya que poco antes de salir del cuerpo se encontraba en la circulación, formando parte del plasma sanguíneo, y es precisamente esta facultad la que se trata de aprovechar mediante la orinoterapia: al reintegrar este líquido piensan que actuará como una vacuna personalizada estimulando al organismo contra los problemas que le aquejan.
Siguiendo con la opinión de este tipo de expertos, se afirma que ni la cantidad de orina administrada ni la duración del tratamiento son arbitrarias, sino que todo ello depende del padecimiento e incluso de la receptividad del paciente. "Muchas veces se indica que la persona tiene que beber el total de la orina que produce para que haya efectos, pero esto genera mucha resistencia psicológica de inicio. Es por ello que da excelentes resultados comenzar con microdosis o impregnación, que es un método consistente en ingerir tan sólo el 10 por ciento del total de la orina, lo cual significa que si alguien genera 200 mililitros durante la micción, sólo deberá tomar 20 mililitros diluidos en agua". Y aunque la cantidad de orina puede aumentar paulatinamente, dependiendo del padecimiento y su gravedad, beberla junto con otro líquido ayuda a mejorar la disposición hacia este sistema curativo. "La mente es muy poderosa, y de ella depende seguir o no con el tratamiento". Por eso lo que se recomienda de inicio es dar esas pequeñas dosis durante tres días y después de ese tiempo evaluar si el organismo ha reaccionado favorablemente para continuar con el tratamiento o, en caso contrario, abandonarlo para buscar otra alternativa.
Los especialistas añaden que cuando una persona desea emplear la orinoterapia vía oral debe pasar por un proceso de depuración de tres días aproximadamente en el que se restringe o evita el consumo de ciertos alimentos como el café y las carnes rojas (cerdo o res) para disminuir la cantidad de toxinas en la orina (urea y creatinina). Asimismo, es indispensable tomar 2 ó 3 litros de agua, repartidos en varias tomas a lo largo del día, así como seguir una dieta balanceada en la que se incluyan verduras, frutas, cereales, legumbres y carnes blancas, como pescado, pollo, conejo, pato o codorniz. También se destaca la importancia de que la orina que se tome para el tratamiento no sea la que se emite al principio o al final de la micción, sino el chorro de en medio, que se encuentra libre de bacterias; incluso se subraya lo recomendable de que la mujer lave previamente su vulva (la parte externa de los genitales), debido a la gran población de microorganismos que habitan en esta región. Una vez se han llevado a cabo estas premisas se puede llevar a cabo el tratamiento propiamente dicho, el cual se encamina principalmente a la atención de enfermedades renales (del riñón) y hepáticas (del hígado), sin olvidar padecimientos gastrointestinales, del sistema respiratorio, bazo (órgano localizado en la parte superior izquierda del abdomen, el cual participa en la producción de glóbulos rojos y células de defensa), páncreas (incluida diabetes o aumento de niveles de azúcar en sangre por producción deficiente de insulina) y altos niveles de grasa en sangre (triglicéridos y colesterol).
La orinoterapia también puede ser de gran utilidad cuando se administra sobre la piel. Terapeutas afirman haber atendido a pacientes que no sudan adecuadamente y, al colocar lienzos o compresas con orina sobre ellos, su epidermis vuelve a vivificarse porque de esta manera se eliminan toxinas del folículo piloso, de los poros y de los tejidos en general, por lo que se restablece la función sudorífica normal. También se ha observado cómo esta forma de aplicación erradica manchas generadas por envejecimiento, embarazo, vitiligo (enfermedad caracterizada por la destrucción de células productoras del pigmento que da color a la piel) o mal funcionamiento del hígado. Otras situaciones en las que el empleo de orina vía tópica resulta de gran utilidad son: dolores demasiado intensos, inflamación generada por golpes o retención de líquidos y heridas abiertas y picaduras (tiene cualidades antisépticas y acelera la cicatrización). En ninguno de estos casos es necesario seguir el proceso de depuración que se realiza cuando la orinoterapia es oral, no sólo por que las toxinas no tienen efecto desfavorable sobre la piel, sino porque se trata de urgencias médicas que requieren atención inmediata. Uno de los mayores impedimentos para someterse a tratamiento con orina, juzgan los especialistas, es la falta de disposición de la persona, ya que de nada servirá obligarle a seguir un método curativo que, aunque idóneo, genera dudas y resistencia en su mente. Asimismo, subrayan que la orinoterapia no debe realizarse cuando el paciente toma medicamentos contra el cáncer (quimioterapia) o corticoides (derivados de la cortisona que se emplean como antiinflamatorios o para aliviar el asma), ya que éstos forman parte de tratamientos estrictamente controlados por especialistas alópatas que consideran que una parte de las sales del fármaco se eliminarán durante la micción. Beber la orina equivaldría entonces a readministrar parte de la dosis, con lo que además de alterar el plan médico se aumentaría el riesgo de desencadenar efectos colaterales o secundarios.
La orinoterapia, lejos de ser un tratamiento alternativo, sería complementario; ya que no se contrapone a los tratamientos alópatas y, sobre todo, no siempre erradican una enfermedad. Por ejemplo, una persona que sufre insuficiencia renal (cuando se pierde la capacidad de filtrar sangre en forma adecuada) o diabetes, es porque sus riñones o su páncreas, respectivamente, se han atrofiado y han dejado de funcionar al 100%. Con la medicina complementaria se buscaría que el 30%, 40% ó 70% de capacidad con que se desempeña un órgano afectado se conserve lo mejor posible. Por eso siempre estos expertos hacen la aclaración a sus pacientes con padecimientos de este tipo de que no los van a curar, sino que tan sólo les dan sugerencias para vivir mejor y para que asuman su enfermedad con responsabilidad. Afirman, por eso, que sería excelente que una persona que se considera sana tomase orina periódicamente, ante todo porque una más de las virtudes de la orinoterapia, sostienen, es su poder depurativo: mejorando el proceso de filtrado de la sangre por el riñón, actuando como limpiador en hígado, bazo y páncreas, y favoreciendo la movilidad intestinal, ayudando incluso a eliminar residuos de alimento acumulados y solidificados. Lo más recomendable para tal objetivo, es que quienes estén interesados en temas complementarios de salud y en limpiar su cuerpo, realicen una depuración con orinoterapia cada medio año, así como hay quienes tienen el hábito de desparasitarse 1 ó 2 veces al año.
No obstante, la orinoterapia sigue rodeada de gran controversia y puesta en tela de juicio por un nutrido grupo de especialistas que no le reconocen propiedad curativa alguna insistiendo en la advertencia sobre las posibles complicaciones que podría ocasionar su uso. Explican que la orina es una sustancia facilitadora de la proliferación celular de elementos patógenos, que se incrementan cuando ella se acumula durante horas en la vejiga, entre ellos, gérmenes como el gonococo. Infecciones bacterianas, micóticas y virales pueden desarrollarse en el organismo al ponerse en contacto con otros gérmenes de llagas o heridas, por ejemplo. Afirman también que los practicantes de la orinoterapia ignoran que las vías digestivas son sumamente delicadas y si les proporcionamos una sustancia agresiva como es la orina, irritaremos en extremo el tracto digestivo y las paredes estomacales e intestinales. La orinoterapia hasta ahora sólo conoce de cierta bibliografía y algunas experiencias personales eminentemente anecdóticas careciendo de serios estudios científicos que demuestren su eficacia.
Sin embargo, muchos son los que apuestan por sus positivos efectos, afirmando que no piensan abandonar la orinoterapia, a pesar de los criterios que existen en su contra y los efectos perjudiciales que se le achacan.

viernes, 10 de octubre de 2008

El factor Oz explicaría los encuentros extraterrestres

Los aficionados al cine podrán imaginar fácilmente la sensación de desplazamiento que debió sentir Dorothy cuando fue barrida de Kansas y transportada a la misteriosa tierra de Oz. Esta sensación podría parecerse, según la reputada ufóloga británica Jenny Randles, a la experimentada por la gente que se encuentra -o por lo menos cree encontrarse- OVNIs (Objetos Voladores No Identificados).
Randles opina que sus estudios muestran que muchos testigos de OVNIs experimentan lo que ella llama el factor Oz, "una sensación de intemporalidad y de aislamiento sensorial" en la que "el testigo cree que el OVNI lo ha succionado temporalmente en una especie de vacío, en el que sólo él y el fenómeno coexisten". Esto puede ocurrir, especula, cuando una persona que está en un estado de consciencia por debajo del nivel despierto normal, interpreta algún hecho natural, objeto o suceso -un planeta brillante, por ejemplo- como de origen preternatural.
La ufóloga va más allá al teorizar que en algunos casos raros la impresión subjetiva del testigo es lo bastante fuerte como para manipular la realidad objetiva. En otras palabras, una persona atrapada en las garras del factor Oz puede en realidad ser capaz de fotografiar algo que él o ella ve, aunque, en un sentido completamente objetivo, no exista.
La teoría de Randles -rechazada por la mayoría de investigadores- no niega que se produzcan contactos extraterrestres. Al contrario, la teoría los cita como un posible origen de los extraños sucesos que los testigos creen que experimentan. Podría ser, afirma, que los habitantes de otros mundos estén contactando con humanos a través únicamente de la consciencia, en vez de con sofisticada tecnología. Estos seres extraterrestres son capaces de inducir la experiencia subjetivamente real de un encuentro. Si esto es así, una persona particularmente sensible podría servir como una especie de radioreceptor de mensajes cósmicos.

martes, 7 de octubre de 2008

¿Cuándo comienza nuestra verdadera edad de oro?

Según el estudio de mercado sobre la juventud más amplio llevado a cabo por una empresa audiovisual (Viacom Brand Solutions, la división de publicidad y ventas de MTV Networks Internacional), los mejores días de nuestra vida no serían aquellos que se viven durante los años de estudiante, sino más bien los que transcurren entre los veinte y treinta años de edad.
El estudio ha analizado principalmente las tres etapas de la juventud: el Descubrimiento (de los 16 a los 19 años); la Experimentación (de los 20 a los 24) y la Edad Dorada de los 25 a los 34 años, a la que llaman así [Dorada] porque resulta que sus integrantes son los más felices, seguros de sí mismos y económicamente independientes.
Empleando una innovadora metodología cuantitativa y cualitativa a una muestra de más de 25.000 personas entre 16 y 46 años de 18 países: Argentina, Australia, Brasil, China, Dinamarca, Alemania, Holanda, Italia, India, Japón, México, Nueva Zelanda, Polonia, España, Arabia Saudí, Suecia, Gran Bretaña y Estados Unidos, el hallazgo clave del estudio es que una imagen juvenil ya no es patrimonio exclusivo de los jóvenes, y que el significado esencial y la definición tradicional de juventud han cambiado en los últimos tiempos.
La investigación identifica especialmente una etapa entre los 25 y los 34 años, la "Juventud Dorada", todavía conectada activa y emocionalmente con la cultura juvenil, y a la vez ignorada por los anunciantes y el márketing, quienes se han basado en la pura información demográfica a la hora de acercarse a los jóvenes. De esta forma, el mercado juvenil es mucho mayor de lo que la mayoría piensa. Globalmente, el 52 por ciento de los jóvenes entre 25 y 34 están de acuerdo con que "todavía tienen que crecer mucho", porcentaje que sube hasta el 65 por ciento en Latinoamérica y hasta el 78 por ciento en Asia. Éste es un mercado muy lucrativo que ha sido pasado de vista por anunciantes y centrales de medios. (Pero vayamos por partes desmenuzando tan encomiable trabajo de Viacom.)
Los resultados indican que en la actualidad las personas permanecen jóvenes más tiempo. Una esperanza de vida superior y el "rejuvenecimiento" de la cultura, en la que cada vez es más aceptable mostrar comportamientos juveniles a mayor edad, son algunas de las causas. Y es que con la cultura popular cada vez más juvenil y accesible a través de la televisión, la tecnología y las marcas, la juventud de hoy ya no puede definirse en términos demográficos tradicionales.
La juventud contemporánea puede definirse con más precisión como "la ausencia de madurez emocional y/o funcional", en el sentido de que aceptar responsabilidades tradicionales como hipotecas, hijos o desarrollar un fuerte sentido de la identidad propia está sucediendo cada vez más tarde en la vida.
La Juventud Dorada es más feliz, tiene más seguridad financiera y todavía está interesada en las inquietudes de los jóvenes y la cultura popular. Sin embargo, no todos los individuos de 25 a 34 años son idénticos, y dependiendo de su equilibrio entre la madurez emocional y funcional, han surgido cuatro segmentos diferenciados entre la Juventud Dorada: los triunfadores asentados, los soñadores nostálgicos, los luchadores ambiciosos y los triadolescentes. Incluso en estos tiempos de dificultades financieras, la gente está intentando permanecer joven durante más tiempo. Esto se manifiesta en numerosas facetas, desde la salud hasta la moda. Los individuos de 25 a 34 años continúan consumiendo música, videojuegos e Internet a la vez que disfrutan de las inquietudes de la juventud y se benefician de mayor libertad personal y económica. Así, los individuos de 25 a 34 años son los que coinciden en que son felices o están satisfechos con su vida personal, y son un 24 por ciento más propensos que los adolescentes a afirmar que "les encanta la vida". Mientras los adolescentes están presionados para descubrir quiénes son y dónde van, la Juventud Dorada cuenta con más ingresos, más confianza y más libertad económica pero sin las responsabilidades adultas tradicionales como las hipotecas o los hijos. Los adolescentes tienen, pues, datos en mano, más posibilidades de pensar que su vida es estresante, especialmente los datos recogidos en Europa y EE.UU.
Lejos de ser una frívola pérdida de tiempo, permanecer joven por más tiempo es algo positivo, con más del 80 por ciento de la muestra global creyendo que los veinte deben ser para explorar la vida y divertirse. El 17 por ciento de los que han dicho que habían tomado decisiones muy importantes demasiado pronto son los más infelices y estresados de los participantes de 25 a 34 años.
El estudio proporciona a su vez una oportunidad única a las marcas para acercarse a este nuevo público ya que es un error pensar que los jóvenes de 25 a 34 años responden a las mismas técnicas de márketing que los adolescentes. No es así. Pueden parecer similares y consumir las mismas marcas, pero sólo es un espejismo de juventud. De hecho, sólo el 9 por ciento de este grupo demográfico querría volver a ser adolescente, con porcentajes aún más bajos en mercados desarrollados como Japón (4%), Europa (5%) y EE.UU. (9%). Así, la Juventud Dorada, gravita entre el consumo de marcas y experiencias Premium e incluso de lujo. Mientras que los adolescentes están más centrados en lo material y usan las marcas para definir su identidad, la Juventud Dorada las emplea para afirmarla.
Este grupo demográfico demanda una aproximación totalmente nueva. Las marcas adultas tradicionales necesitan adoptar un tono más juvenil para evitar ser percibidas como irrelevantes. Por ejemplo, el 23 por ciento de los individuos de 25 a 34 años consultados pensaban que las instituciones financieras se dirigían a alguien de más edad, mientras que las marcas más juveniles tienen ante sí un nuevo mercado que traspasa su "core target" adolescente. Otro ejemplo es que sobre la tecnología, asociada tradicionalmente con la juventud, un tercio de los jóvenes de 25 a 34 años están interesados en ella, y el 66 por ciento se toma su tiempo para sacar el máximo rendimiento de la misma.
Datos Curiosos: 19 es la edad escogida para viajar sin los padres, aunque en Arabia Saudí prefieren los 25. / Los 20 son los años escogidos para perder la virginidad, aunque esto está ocurriendo mucho antes. / Los 22 años son los preferidos para comprar un coche, aunque en EE.UU. prefieren los 20 y en China esperar a los 29. / 22 años son los perfectos para irse de casa. / 23 es la edad predilecta para tener una tarjeta de crédito, si bien se sabe que esto también está pasando mucho antes, especialmente en los EE.UU. / 26 es la edad ideal para el amor, aunque en Arabia Saudí lo prefieren a los 25 y los italianos y mexicanos lo dejan para los 28. / Y los 26 también son los años escogidos para empezar a ahorrar para la jubilación, aunque en EE.UU. prefieren los 23 y en Latinoamérica y Europa los 25. / 27 años es la edad idónea para comprar una casa, aunque oscila entre los 25 de Gran Bretaña y los 33 de Japón. / Y 27 es la edad perfecta para ser padre.
Radiografía a sus vidas: Los participantes de 25 a 34 años casados son más felices (66%) que los solteros (30%). / Sólo el 36% de los europeos y el 39% de los asiáticos entre 25 y 34 años piensan que están atravesando dificultades económicas, frente al 55% de los latinoamericanos y el 51% de los ciudadanos estadounidenses. / El 71% de los jóvenes entre 25 y 34 años coinciden en sentirse a gusto consigo mismos. Los que se sienten mejor respecto a su identidad viven en México (84%), India (83%) y Arabia Saudí (82%). Y los que menos, los japoneses (26%). / El 35% de los europeos ven raro que alguien se case con veintipocos años, frente al 20% de los estadounidenses y el 18% de los japoneses. / En general, el 78% son optimistas respecto a su futuro. Los más optimistas son los latinoamericanos (85%), y los menos los asiáticos (67%) y EE.UU. (72%). / El 62% de los latinoamericanos creen que han tomado decisiones clave en su vida demasiado pronto, frente al 24% de los japoneses, el 37% de los europeos y el 50% de los estadounidenses.

sábado, 4 de octubre de 2008

El Sol: esa esfera imperfecta

Científicos de Estados Unidos han descubierto que el Sol no es una esfera perfecta, a partir de los datos obtenidos por el telecopio espacial 'Rhessi' de la NASA. Así, el astro solar ha desarrollado durante años de actividad lo que los expertos han definido como "una delgada piel de melón" que aumenta significativamente su oblicuidad: el radio ecuatorial del Sol es ligeramente más grande que su radio polar debido a la presión que ejerce la atmósfera en el norte y el sur de este cuerpo (presión atmosférica). Esta forma también podría deberse a una mayor actividad magnética en la llamada cromosfera, que es una delgada capa de la atmósfera solar que se calienta a un nivel anómalo.
"El Sol es el mayor y más liso objeto del sistema solar, perfecto en unos niveles del 0,001% debido a su fuerte gravedad, por lo que no es tarea fácil medir su forma exacta". Para ello, un equipo de científicos ha llevado a cabo el trabajo analizando los datos del Reuven Ramaty High-Energy Solar Specstroscopic ('Rhessi'), un telescopio espacial de rayos X y gamma lanzando en 2002 para estudiar las llamaradas solares.
Aunque 'Rhessi' nunca estuvo pensado para medir la redondez del Sol, "era ideal para este propósito porque toma unas 1.000 fotografías del Sol diariamente", comenta la NASA. Todas ellas pueden compararse entre sí y con datos transmitidos por otras sondas espaciales. La lente observa el disco solar a través de una estrecha rendija y gira a una gran velocidad (de 15 revoluciones por minuto). Esto y la eficacia del telescopio a la hora de contrastar los datos ha permitido a los investigadores trazar la forma del objeto con "un margen de error menor que en cualquier otro estudio", se asegura desde la agencia espacial.
Estos resultados tienen implicaciones que van mucho más allá de la física solar y de las teorías de la gravedad. Los nuevos datos sugieren también que el núcleo del Sol (del cual no se sabe mucho hasta la fecha) no puede tener un movimiento de rotación mucho más rápido que el movimiento de rotación de su superficie, lo que replantea muchas de las teorías que se conocían hasta ahora. Esto significa también que la llamada oblicuidad del Sol es demasiado pequeña para cambiar la órbita del planeta Mercurio fuera de los límites de la Teoría General de la Relatividad de Einstein.

viernes, 3 de octubre de 2008

El billete del millón de libras

Un billete británico con un valor impreso de un millón de libras esterlinas se ha vendido en una subasta por un precio doce veces menor que su valor original.

Billete de un millón
El billete, como se ve, de color verde, pertenece a una serie de nueve que fue emitida por el Banco de Inglaterra con motivo del Plan Marshall, el programa de ayudas de Estados Unidos para la reconstrucción de Europa después de la II Guerra Mundial entre 1948 y 1951.
Actualmente, sólo quedan dos billetes de aquella valiosa tirada, el número siete (000007), que ya fue vendido en el año 1991, y el número ocho (000008), ahora subastado y que ha sido adquirido por un coleccionista privado por algo más de 100.000 euros.
Los billetes -numerados desde el 000001 al 000009- fueron cancelados solamente dos meses más tarde de su puesta en circulación, en octubre de 1948. Siete de ellos fueron destruidos mientras se guardaron otros dos como recuerdo para los secretarios del Tesoro de Estados Unidos y Reino Unido.
El subastado se encontraba en manos del hombre de negocios Bill Parkinson, que ha pasado medio siglo haciendo una colección de 253 billetes que ahora ha puesto a la venta.
El Banco de Inglaterra sigue emitiendo billetes de un millón y cien millones de libras esterlinas, conocidos como 'Gigantes' y 'Titanes', aunque sólo para circulación interna.